Home / Noticias / Llegó la revancha, Oaxaca.

Llegó la revancha, Oaxaca.

Miriam Olivera | Brijeman.com

“Ya sabemos de tormentas, ya sabemos de llorar”… pero hoy no, hoy todo es alegría, se acabó la espera, estamos a nada de que se viva en el estadio del Instituto Tecnológico de Oaxaca la primera final de la Liga de Ascenso.

29 de noviembre de 2017, otra fecha que quedará grabada en la memoria de la afición, y no es para menos, el camino para llegar a este día tan importante no ha sido fácil, seguidores, jugadores y Directiva han tenido que soportar dolorosas derrotas, esas que llegaron justo cuando parecía que ese torneo sería el bueno, que se aparecieron cuando la ilusión estaba a tope, que fueron un balde de agua fría, pero vale la pena recordar que no hay mal que por bien no venga, llegó la oportunidad de demostrar que el protagonismo de este cuadro, no fue suerte, nunca ha sido suerte, siempre ha sido trabajo, hambre de triunfo y ganas de trascender lo que ha distinguido a este joven club.

Por sus filas, más que nombres han pasado hombres apasionados, aguerridos y con unas inmensas ganas de demostrar que aún tienen mucho por dar y que para brillar sólo necesitaban una oportunidad, por lo que han dejado un difícil reto para el futuro, hacer de este cuadro un protagonista que sin importar las circunstancias juegue de tú a tú al rival que sea, honrando así su historia y la del pueblo oaxaqueño, ese que de cada caída se levanta listo para seguir luchando, ese que no se achica por más complicado que luzca el panorama, ese que sin importar a donde vaya representa orgulloso sus raíces.

Pero, ¿qué tiene de especial este cuadro que desde el principio ilusionó?, afición y jugadores coinciden en que ha sido la sed de revancha con la que cada uno llegó a Oaxaca. Desde el principio pisaron la cancha convencidos de que este era su lugar y su momento, y como dijo el capitán, Édgar Hernández, estaban seguros de que querían hacer historia, y lo consiguieron, están a 180 minutos de levantar para Oaxaca su primera Copa, aunque desde ahora pueden estar seguros que la afición, esa que ha estado en la buenas pero sobre todo en las malas los recordará por siempre, tengan por seguro que “no se olvida un gladiador, esta mística es eterna”.

Mientras tanto, concentrados en el presente, afición y equipo se preparan para otra noche memorable, el primer episodio de una final que pinta para estar llena de emociones fuertes de principio a fin. Teniendo en cuenta al rival, Alebrijes tendrá una oportunidad más de demostrar por qué desde su aparición en la Liga de Ascenso este cuadro ha enamorado a todo el que ha tenido la oportunidad de verlo en acción. Ahora, después de varios intentos y malos momentos, la hora  llegó, este cuadro tiene todo para triunfar, y lo más importante, el respaldo de una afición ilusionada que confía ciegamente en su equipo porque saben que pueden dar más y que nada está escrito, y en un terreno de juego estos guerreros luchando y los oaxaqueños alentando se puede escribir una historia mágica, una hazaña de esas que solo Alebrijes sabe hacer.

“Amanece otra vez, la gente llenó la cancha se palpita un nuevo gol, se prepara la avalancha. Lo pasado viejo es, sal y cómete y cancha”… ¡Vamos Alebrijes, vamos Oaxaca!.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *