Home / Noticias / Por siempre Alebrijes

Por siempre Alebrijes

Miriam Olivera | Brijeman.com

Noventa minutos separan a Alebrijes de regresar a una semifinal en la Liga de Ascenso. El equipo aguerrido que habíamos visto muchas veces en el torneo no podía morir de nada, no en su casa, no en Liguilla.

En el futbol nada está escrito, y una vez más pudimos comprobarlo. Los dirigidos por Irving Rubirosa llegaban con tres derrotas al hilo,  venían de recibir ocho anotaciones en contra, su campeón de goleo marcó solo una vez en los últimos tres encuentros.  Del  otro lado, el rival cerró la fase regular con dos victorias y un empate. El cuadro oaxaqueño estuvo entre sus “víctimas”, por lo que para muchos el encuentro pintaba para desarrollarse igual, pero, la frialdad de los números no juega, y a este equipo no hay que darlo por muerto sin antes permitirle pelear, así lo dicen sus grandes hazañas.

Mañana, Alebrijes tendrá la oportunidad de dar un golpe de autoridad, de seguir haciendo historia. Los once elegidos para arrancar podrán demostrar que no son un jugador más, que llegaron dispuestos a dejar huella, que su hambre de triunfo y su pasión es más grande que cualquier adversidad. El escenario no será el más sencillo, tendrán todo en contra; un rival que desde el arranque saldrá a buscar el resultado apoyado por su afición, pues saben que ahora el juego es a matar o morir, que no hay más. El clima, que no es poca cosa, pues de acuerdo al pronóstico, estarán jugando con una temperatura arriba de los 30 grados y a eso hay que sumarle la humedad y los rayos del sol que los desgastarán más de lo normal, y ante este panorama, la escuadra oaxaqueña no tendrá más opción que jugar con el corazón.

En este momento, el decisivo; requerirán que todos funcionen como un engranaje, necesitarán de hombres dispuestos a pelear cada balón pero, con la serenidad necesaria para no desesperarse si las cosas no salen de acuerdo a lo planeado. Y si requieren de una motivación extra, tendrían que saber que hay  aficionados que por diversas razones no pueden estar en el estadio apoyándolos pero que los siguen por televisión, internet o redes sociales, anhelando algún día poderlos ver y alentarlos desde una butaca en el estadio. También, están los niños, esos que orgullosos portan la playera de su equipo, que los admiran y que desean ser como ellos, estar en esa cancha y defendiendo esos colores, y qué decir de quienes desde el principio han estado apoyando, de quienes gritan a todo pulmón: ¡Alebrijes, Alebrijes!, esperando que esa energía contagie a sus jugadores, también están  los que reclaman cada decisión del árbitro que les parece injusta, y  los que protestan cada golpe del rival pues a los suyos no deben tocarlos y menos buscando lastimarlos. Ellos confían en ustedes, sabedores que desde el principio este equipo se ha caracterizado por tener en la cancha a once guerreros dispuestos a darlo todo.

Ahora solo resta que salgan a hacer lo suyo, convencidos de que en la cancha y en la banca tienen a buenos elementos, excelentes en su posición y recordar que como dijo Jorge Valdano, “sólo quien disfruta de confianza puede llevar su talento hasta el límite de sus posibilidades. Y a veces un poco más allá”, sin olvidar, claro, que en Oaxaca hay una afición que los ha adoptado como parte de su familia y los espera ansiosos en casa para celebrar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *